Boba 3G Vs Tula Baby

Ahora mismo hay un montón de marcas de mochilas ergonómicas en el mercado. Básicamente, la idea es la misma y todas cumplen su función, aunque con diferencias más o menos evidentes.

Boba es una de las marcas más conocidas del mercado de portabebés ergonómicos: es fiable, práctica, cómoda, con unos estampados muy llamativos (también tienen versiones más simples) y un precio bastante ajustado.

Tula es una marca recientemente conocida por sus portabebés, que encontramos en menos tiendas, y por ello te la voy a enseñar más a fondo, y a compararla con la Boba 3G, por su aparente similitud (podrás comprobar en un rato que no son tan parecidas como a simple vista lo son). Tula dispone actualmente de dos versiones de mochila ergonómica. Tula Baby y Tula Toddler, para niños de 2 a 5 años. Nos centraremos en la Tula Baby.

bobatula

 

Como puedes ver, en un primer vistazo son bastante iguales: cintura y tirantes acolchados, cuerpo rectangular, capucha para sostener la cabeza…. Primas hermanas, ¿no?

Sin embargo, ya solo con probarlas durante 5 minutos si prestas atención notarás diferencias importantes. Vamos a verlas:

Las dos mochilas soportan los 20 kilos de peso (yo diría que incluso más). En este tipo de portabebés, no se tiene en cuenta tanto el factor peso si no las dimensiones del niño que vaya a ser porteado, y de la postura que adopte en el portabebés en función de su tamaño.

 

 Cuerpo: La Boba 3G mide 30.5 cm de ancho en la parte más baja y 40 cm de alto. Tula mide 35 de ancho y 38.5 de alto. ¿Qué supone esta diferencia de tamaño? Que, por una parte, la Boba podrás empezar a usarla un poco antes con tu bebé (en función de su tamaño y desarrollo, evidentemente) y con la Tula tendrás que esperar un poco más puesto que el puente de las piernas es mayor. Esto mismo hace que cuando el bebé sea más grande Tula ofrezca un mejor soporte para sus piernas, ya que la de Boba se quedará pequeña antes.  En cuanto al alto de la mochila, la diferencia es mínima.

Además, Tula trae la zona de las corvas acolchadas, lo que resultará más confortable a tu bebé, sobre todo en épocas en las que vaya con las piernas al aire.

 

2013-03-27 12.16.22

 

Cinturón: el cinturón acolchado en los dos modelos asegura una correcta distribución de la mayor parte del peso en las caderas, sin embargo, cuanta más zona acolchada rodeen nuestras caderas más cómodo nos resultará el cinturón. En este caso, la zona acolchada del cinturón de Tula mide 62.5×13 cm de alto, y el de Boba 51×12 cm , una diferencia de casi 12 centímetros de largo, que va a hacer que, en función de nuestro tamaño, la zona acolchada nos recoja más o menos contorno y tengamos menos zona de tira de ajuste, que resulta menos confortable.

 

2013-03-27 12.16.58

Extensión del cinturón: Boba tiene una cincunferencia máxima de 148, y Tula de 145, pero es importante tener en cuenta el punto anterior, ya que Tula tiene 10 cm más de circunferencia acolchada.

 

Cierres: Ambas cuentas con cierre de seguridad de 2 puntos, pero Tula incorpora un elástico para que, en caso de que se no haya cerrado bien el cierre, o se abra por cualquier motivo, no se abra la mochila y quede sujeta a la cintura (como en el caso de Manduca).

 

page

 

Tirantes: en ambos modelos los tirantes llevan un acolchado que los hace muy cómodos. La medida para Boba es de 6.5 cm de ancho en la zona más estrecha por 46 cm de largo (zona acolchada). Los de Tula tienen una medida de 7.5 cm de ancho y 54.5 cm de largo, lo que resulta destacable en cuanto a comodidad, puesto que tendremos más zona con el acolchado. El recorrido es ligeramente superior en los tirantes de Tula, con 71 cm extras, mientras que los de Boba ofrecen 59 cm aproximadamente. ¿Qué diferencias notaremos al probar uno y otro modelo? Básicamente, Tula resultará más confortable en un principio, sobre todo para personas de más talla o con espaldas más anchas, así como al usarlas con bebés más mayorcitos.

 

2013-03-27 12.20.192013-03-27 12.24.46

 

 

Unión de los tirantes en la espalda: aquí tenemos que valorar dos aspectos; por una parte la comodidad y facilidad a la hora de mover las tiras del cierre en la espalda, y por otra parte el cierre en sí mismo. En cuanto al cierre, no se encuentran diferencias notables; encontramos dos cierres normales y corrientes como el de la mayoría de mochilas. Sin embargo, el sistema para deslizarlo hacia arriba o hacia abajo sí son diferentes. En el caso de Tula es un sistema más clásico, que rodea a todo el tirante, y en el caso de Boba es un cierre que, personalmente me encanta, y resulta muy práctico y fácil de deslizar, incluso con una mano. Lo podréis apreciar en las fotos.

 

page2page3

 

 

Capuchas: en los dos modelos está pensada para sostener la cabeza de los bebés más grandes cuando se duerman en la mochila. En las dos mochilas se pueden quitar fácilmente, pero solo en la Boba se puede guardar en un bolsillo. Si no necesitas la capucha en la Tula, tendrás que dejarla colgando sobre la espalda, o directamente  quitarla. Además, en el caso de Boba es el mismo tejido y color que el cuerpo de la mochila, y se ajusta mediante snaps al tirante. También puedes regularla en tamaño gracias a dos tiras que incorpora. Tula ofrece una capucha más liviana, más fina que el cuerpo de la mochila, y en color negro siempre, lo que, en mi opinión, no queda bien en todos los modelos (por ejemplo en el caso de una mochila con color base marrón). Para colocarla lo hacemos mediante elásticos a un enganche que incorpora el tirante, que podemos deslizar fácilmente para extender o hacer más pequeña la capucha (el sistema es similar al de Manduca).

2013-03-27 12.28.04page4

 

 

 

Tejido: 100% algodón en los dos modelos, aunque Boba resulta un poco más calurosa porque incorpora un pequeño acolchado en todo el cuerpo de la mochila, lo que la hace, a su vez, un poco más rígida que la Tula (a la hora de recoger el cuerpo del bebé), que le gana en flexibilidad.

 

Reductor para recién nacido: Si bien ambos fabricantes recomiendan su uso desde los 3.5 kg, realmente no es un portabebés que yo recomiende para usarlo desde el principio (para los primeros meses es recomendable portabebés que puedan adaptarse completamente al cuerpo de los bebés, como fulares elásticos, fulares tejidos, bandoleras o mochilas específicas). Boba incorpora unos snaps para hacer el cuerpo más corto, y Tula recomienda usarla con un reductor para recién nacidos que hay que adquirir por separado. Y bueno, aunque no lo es lo más recomendable por la fisiología y el desarrollo de la columna de los bebés más pequeñitos, siempre está bien conocer estos detalles si se tuviera que usar de forma esporádica o puntual.

 

Accesorios: tanto Boba como Tula incorporan un pequeño bolsillo en la cintura de la mochila, que aunque no es grande y no tiene una gran capacidad de almacenamiento, nos puede hacer servicio para guardar el móvil, unos pañuelos o las llaves de casa. En ambas marcas son muy similares en tamaño, aunque yo diría que el de Tula puede que sea un pelín más grande.

 

2013-03-27 12.17.35

 

Otro accesorio a destacar en la Boba son los estribos que incorpora para mantener la posición ranita en niños más mayores, y para evitar que lleven las piernas demasiado colgando. Una buena idea porque aunque el puente de las piernas se quede relativamente pequeño cuando el niño, por lo general, pasa de los 2 años, puede mantener la postura ranita más tiempo.

 

Boba_Carrier-Footstrap 33

 

Tula no lo trae de serie, pero dispone de un extensor para el puente de las piernas, que permite mantener la misma posición y que las piernas vayan correctamente colocadas un poco más de tiempo. Hay que adquirirlo por separado.

extensortula

 

Además, Boba cuenta con una pequeña tira que se cierra con un snap en los tirantes de los hombros que te permitirá colgarte un bolso y que éste no se mueve ni se caiga (otro acierto de Boba).

 

2013-03-27 12.34.31

Precio: el modelo básico de Boba 3G cuesta 99.95€ y la Tula Baby tiene un precio de 120€.

 

Modelos, versiones: Existen las versiones orgánicas de Boba 3G, realizadas con algodón orgánico, y Tula dispone de un modelo de mochila Toddler, pensado para niños de 2 a 5 años.

 

Estética: tanto en sus versiones lisas como estampadas, las dos marcas aciertan con modelos vistosos y llamativos. La cuestión es decidirse por uno de ellos. A la hora de elegir marca y modelo, muchas familas no pueden probar personalmente los dos modelos, y se deciden por cuestiones estéticas básicamente. Es un criterio igualmente válido para elegir portabebé, puesto que partimos de la base de que las dos marcas nos ofrecen una mochila ergonómica de calidad, cómoda y práctica.

 

Recuerda que puedes pasar a probarlas siempre que quieras por nuestra tienda, en C/ Garci Fernánez 1, en Huelva. Recibirás asesoramiento personalizado en función de tus necesidades y particularidades, así como las de tu bebé, y podrás probar sin compromiso alguno todos los modelos disponibles que tenemos a la venta.

Si no te puedes acercar pero te interesa algún modelo en concreto siempre puedes consultar tus dudas en el 959819820 o en info@mimonillo.com. Y por supuesto, puedes realizar tu compra directamente en nuestra web, con total confianza.

Anuncios

Portabebés en Semana Santa: imprescindibles.

Reconozco que no soy amiga de las multitudes. Ni de las fiestas populares, soy muy “saboría”. Ni el Rocío, ni los Carnavales, ni la Semana Santa… pero sé que con niños la cosa cambia, y que gusta salir a la calle a que vean el ambiente.

Los portabebés, en estos días, sobre todo, se convierten en el medio de transporte ideal para nuestros bebés. Si no has utilizado nunca ninguno me darás la razón en que intentar permanecer o andar entre la multitud con un carrito es, cuanto menos, un coñazo (además de peligroso e incómodo): tienes que pedir paso, intentar no atropellar a nadie, tener cuidado con el bolso que llevas colgando, con el niño que estará agobiado ahí metido rodeado de tantísima gente, ruidos… Seguramente llevarás al niño cargado en brazos y empujarás el carrito con otra mano. Eso sí, te vendrá de perlas para descargar abrigos, bolsos…

Si ya eres usuaria o usuario de portabebés no vengo a contarte nada nuevo, porque sabrás lo cómodo que resulta llevar a tu hijo a la espalda bien alto para que pueda “disfrutar” de las vistas. Además, al tenerte en su campo de visión y estar en contacto permanente contigo estará más relajado y tranquilo e incluso podrá echarse una siestecita, si en algún momento se aburre, o le entra sueño si se os hace tarde en la calle.

Además, tendrás las manos libres para pedir cera a los “penitentes”, cantar una saeta, aplaudir, o lo que surja 😉

¿Y qué me dices intentar cenar o entrar en un bar a tomarte algo con un carro? Si ya por lo general resulta incómodo intentar un encajar un carrito en algún hueco, imagínate en estos días que están completamente abarrotados. Será misión imposible.

¿Ya has decidido que portabebés usar en estos días? ¡Cuéntanos!